La Cumbre Flamenca de Murcia se llena de intimismo y jaleo con Las Migas. Publicado en la Cadena Ser

http://cadenaser.com/emisora/2016/04/25/radio_murcia/1461596458_920122.html

Captura de pantalla 2016-04-27 a las 21.19.02

LA CUMBRE FLAMENCA SE LLENA DE INTIMISMO Y JALEO CON LAS MIGAS

El cuarteto de flamenco fusión ofreció pinceladas de su nuevo trabajo discográfico en el Teatro Circo Murcia

Entre sensaciones encontradas, íntimas y cercanas a veces, abiertas y alegres, en otras, anduvieron Las Migas en el concierto que tenía que haber cerrado la 23 Cumbre Flamenca Murcia. Un espectáculo que supuso un punto y seguido en la misma por el aplazamiento del recital que Marina Heredia y Dorantes tuvieron que haber ofrecido el pasado viernes y que se llevará a cabo el próximo día 29 de abril, también viernes, cerrando así la cumbre murciana. Y con ellas, con este cuarteto heterodoxo, con su gracia y su forma de ver la música pasamos una entretenida noche en el Teatro Circo de Murcia.

Nos fueron meciendo durante toda la velada Las Migas entre jaleos y susurros, entre ritmos flamencos, ecos árabes y melodías aleadas de unas y otras latitudes. Comenzaron por tanguillos en Déjalos que digan. De ahí a Triana y el recuerdo al Titi con La guitarrina para irse a Cataluña y recordar en el Día de Sant Jordi a todos los catalanes residentes fuera de su tierra. Sonó también en la bonita voz de Alba Carmona la poesía de Rafael Alberti por bulerías con Dime que sí.

Vente conmigo y Sentida canción precedieron al baile con el que Alba, cantante, bailaora y palmera del cuarteto, nos sorprendiera a todos. Su taconeo se fundió con el ritmo de sus compañeras, la percusión de Paco Santiago, el violín dulce y elegante de Roser Loscos y las guitarras flamencas de Marta Robles y Alicia Grillo a compás de bulerías al que el público murciano se unió a las palmas en este Los Peregrinitos.

Y del ritmo a la pausa. Guajira para Julio que una de las fundadoras del grupo, Marta Robles, escribiera para su sobrino, resonó en el Teatro Circo. Se acordaron también en esta parte del recital Las Migas de un dúo mítico, de una de las grandes voces de este país y de una de las mejores guitarras del mundo del flamenco, Lole y Manuel, Dime. Con Ojos grandes como alegato contra la violencia de género que crearan para el corto Una sola vez cerraron esta parte recogida e íntima de la noche.

Sones cubanos, sol y sal en Carmela y bulerías con Larga vida al loco para llevarnos por fin a la rumba catalana que el público pidió al grito de “acho una más”. Gitana hechicera y Me mueve el aire para despedirse de Murcia con el Teatro Circo desatado bailando a su compás. Bonita y agradable noche junto a Las Migas, hasta la próxima.

Cartel de miel y flamenco. Publicado en el diario La Opinión

http://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2016/04/22/cartel-miel-flamenco/731042.html

CARTEL DE MIEL Y FLAMENCO

las migas web 02

Las Migas actúan mañana en la Cumbre Flamenca, que ha aplazado al día 29 el concierto de Dorantes y Marina Heredia

A. H. S. La XXIII edición de la Cumbre Flamenca de Murcia sigue adelante mezclando tradición y renovación. La actuación de Dorantes y Marina Heredia, que tenía previsto celebrarse hoy en el Teatro Circo de Murcia, se ha trasladado al día 29. Así se dosificarán mejor los buenos sabores que nos van a dejar Las Migas.

Alba Carmona a las voces, Roser Loscos al violín y Marta Robles y Alicia Grillo a las guitarras son las integrantes de Las Migas, un cuarteto que lleva desde 2004 mezclando el flamenco con aires de música latina y pinceladas de pop contemporáneo. Y es en sus conciertos donde brillan de verdad: la gracia para el baile de Carmona, sus comentarios entre canciones, y la indiscutible calidad del resto de las instrumentistas garantizan un espectáculo irreprochable entre rumba, alegrías, tangos…

Su espectáculo esconde muchas sorpresas: para empezar, Alba presenta por primera vez una coreografía con cante y baile, donde regala toda su sensualidad y desparpajo. Es un espectáculo que nace intimista para tornarse, poco a poco, desgarrador. Y canalla, y hasta cómico en algún momento. Va creciendo en intensidad, pero conserva el estilo exquisito, el cuidado del sonido y del corazón que siempre ha caracterizado la música de Las Migas. TCM, Murcia. Mañana, 21.00 horas. 12, 15 y 20 euros.

Aplazado el espectáculo ‘Las esencias’ de Dorantes y Marina Heredia

Comunicado oficial de Dorantes

1

“Lamento comunicar que por motivos exclusivamente familiares de Fuerza Mayor, nuestro concierto de mañana en Murcia se realizara el próximo 29 de abril. Espero no os ocasione perjuicio, Marina Heredia y yo, os seguimos esperando para celebrar la vida con vosotros”

Las localidades adquiridas para el concierto Las Esencias, con Marina Heredia y David Dorantes, serán válidas para la nueva fecha del espectáculo, el 29 de abril a las 21 horas. En caso de optar por la devolución de la entrada se podrá tramitar en la propia taquilla del teatro hasta el viernes 22; aquellas localidades adquiridas a través de la web se reintegrará a través de la misma, previa solicitd, mientras que las entradas adquiridads en otros locales colaboradores se reintegrarán en dichos locales.

El horario de taquilla es de 11 a 13.30 y de 17.30 hasta las 20.30 horas. Más información en el teléfono 968 273 420

Curro Piñana “Patriarca Flamenco” de la Cumbre Flamenca Murcia 2016. Crónica publicada por Gabriel Maldonado en la Cadena Ser

http://cadenaser.com/emisora/2016/04/19/radio_murcia/1461054088_077977.html

CURRO PIÑANA “PATRIARCA FLAMENCO” DE LA CUMBRE FLAMENCA DE MURCIA 2016

1

El cantaor cartagenero ofreció un espectáculo heterodoxo en el que mezcló diversos estilos musicales acompañado por numerosos amigos sobre el escenario

La Cumbre Flamenca dio un giro hacia unas vereas menos jondas en el segundo de los espectáculos programados dentro de esta 23 edición del certamen murciano. La gala Curro Piñana y amigos ofreció una amplia amalgama de estilos musicales que nos llevaron desde el flamenco al bolero, pasando por música tradicional sudamericana, copla y clásicos de la canción ligera española.

Abrió la noche el piano de Ángel Valdegrama al que se unió la voz deCurro Piñana y su paso pausado desde el fondo del patio de butacas hacia el escenario del Teatro Romea con la zambra Carcelero. Ya en las tablas y junto al toque de su hermano Pepe Piñana nos llevó el cantaor por Levante: fandango minero y la cartagenera del Rojo el Alpargatero.Si yo pudiera ir tirando por soleá la siguiente parada a la vera de la guitarra flamenca de su padre, Antonio Piñana, quien conserva la esencia y el conocimiento en su toque. Para acabar esta primera parte de la noche volvió el cartagenero a tener nuevos compañeros de viaje:Fran Tornero a la guitarra flamenca, Rocío Pinar al cello, Emilio Fenoy al violín y Alejandro Solano a la percusión con No me mueve ni Dios por tangos.

La pureza y la raza la llevó al Teatro Romea Rancapino Chico que sustituyó en la gala a Remedios Amaya, baja de última hora en laCumbre Flamenca por enfermedad y a la que enviamos desde esta casa la mayor de las fuerzas y energías para que se recupere lo antes posible ¡Ole tú Remedios! ¡Te esperamos pronto!

Ofreció el chiclanero una breve pincelada de su arte dejándonos con la miel en los labios con su pronta partida. Arrancó por la malagueña la delMellizo pausada y jonda con el acompañamiento de Paco León a la guitarra flamenca. Por tangos reivindicó la magia de su casa, acordándose su madre Juana y su padre Alonso. Y nos hizo gozar para despedirse de laCumbre Flamenca Murcia porfandangos. Lo breve si bueno en esta ocasión no fue dos veces bueno. Rancapino, hubiésemos bebido más de tu cante.

Volvió Curro al escenario, esta vez acompañado por el Trío Sombraspara ofrecernos los boleros La barca, El andariego y Mi viejo San Juan.Vidalita, Ojos verdes y Por ti fueron las siguientes estaciones con el piano de Ángel Valdegrama antes de que la cantante murciana Ángela Bossa acompañase al cartagenero en uno los últimos momentos de la noche: Contigo en la distancia, Aquellas pequeñas cosas yLucíasonaron en el Teatro Romea. Bonito instante el suyo sobre el escenario, estridente en ocasiones desde el patio de butacas.

Cerca ya del final de la gala llegó el baile para traernos plasticidad, elegancia y color. Farruca impecable para Pablo Egea, alegrías paraMónica Iglesias con el cante atrás de Curro Piñana que cerró por fiesta y con todos los artistas sobre el escenario su noche. Noche en la que laCumbre Flamenca Murcia le entregó el Premio Patriarca Flameco 2016.

De la ojana al pellizco. Cronica publicada en La Opinión por Rocío Hellín

http://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2016/04/18/ojana-pellizco/729881.html

DE LA OJANA AL PELLIZCO

1

Curro Piñana recibe el Patriarca Flamenco en el Romea, rodeado de amigos

ROCÍO HELLÍN El evento flamenco del año en Murcia hacía entrega del premio Patriarca Flamenco 2016 al cantaor cartagenero Curro Piñana, que se rodeó de amigos para hacernos disfrutar de una noche diferente. Comenzó él mismo como maestro de ceremonias abriéndose paso por el pasillo del patio de butacas caracoleando haciendo el Carcelero de Manolo Caracol al piano de Ángel Valdegrama, subiendo y bajando, susurrando y gritando. Continúo con fandango minero rematando con la cartagenera del Rojo el Alpargatero haciendo honores a su apellido con la guitarra de su hermano Pepe Piñana, soleares de Triana con el patriarca verdadero, su padre Antonio Piñana, de toque recio, que Curro adornó con falsetes extraídos de su personalidad. Cerró el programa flamenco con una versión de No me mueve mi Dios, atangada llena de belleza musical inspirada en la misa flamenca que grabó el maestro Enrique Morente.

En la segunda parte, Curro continuó con la velada abriendo con tres boleros junto al Trío Sombras, viajando hacia las armonías y la compenetración. Le siguió una vidalita, con un popurrí de coplas al piano de Valdegrama, otros dos boleros junto la voz metálica y potente de Ángela Bossa desgranando para finalizar Lucía de Serrat. Poco puedo aportar sobre el programa no flamenco que Curro Piñana nos había preparado ya que se me escapa del conocimiento, pero, como broche final invitó a Pablo Egea y Mónica Iglesias, cedidos por el Ballet Nacional de España; él con una farruca impetuosa y perfilada; y ella por alegrías con bata de cola coqueta y risueña al compás. En el atrás, además de Curro Piñana, estuvo de escudero Fran Tornero a la guitarra, Rocío Pinar al chelo, Emilio Fenoy al violín y Alejandro Solano en la percusión, de ole.

El nuevo patriarca del flamenco homenajeó así a la música, dejándonos desubicados y aturdidos entre tanto compás débil.

Entre ambas partes hubo un detalle; un pellizco que nos puso derechitos y que trajo el aire que nos faltaba. Desde Chiclana aterrizó en el Teatro Romea el cantaor Alonso Núñez, Rancapino Chico que abrió su turno por malagueñas, sabor añejo mamado desde la cuna. Nos llega la jondura gaditana, los matices de su metal y el temple de su voz, que sigue a compás de tangos con una entrada romántica en las seis cuerdas de Paco León; diciéndonos quién es, y no es otro que un joven artista sencillo, que sabe hacerse querer por la afición, que se forja tercio a tercio, con poca ojana y algo de verdad; así es como se llega. Lo que escuchas es lo que hay, sin trampas ni adornos. Remata por fandangos, transmite personalidad y deja sabor, pero sobre todo nos nacen ganas de escucharlo más porque todo terminó ahí, cantaor y tocaor se despiden y no nos ha dado tiempo de mostrarle el mismo respeto con el que ellos nos han tratado. Las cosas del directo, de los amigos. Finalizó con sabor áspero la segunda noche de la Cumbre Flamenca, que continúa el próximo viernes en el Teatro Circo con la cantaora granadina Marina Heredia y el piano de David Peña ‘Dorantes’ donde presentarán Las esencias. Pasaremos lista.

Tradición y esencia en el inicio de la 23 Cumbre Flamenca Murcia. Crónica publicada en Cadena Ser por Gabriel Maldonado

http://cadenaser.com/emisora/2016/04/18/radio_murcia/1460970759_825671.html

TRADICIÓN Y ESENCIA EN EL INICIO DE LA 23 CUMBRE FLAMENCA DE MURCIA

1

Jesús Méndez, Antonio Reyes y Alba Heredia abrieron la cumbre murciana que les otorgó los Premios Artistas Revelación 2016

GABRIEL MALDONADO. La 23 Cumbre Flamenca Murcia arrancó anoche con la fuerza de tres jóvenes valores de nuestro flamenco.Jesús Méndez, Antonio ReyesyAlba Heredia, Premios Artistas Revelación de la cumbre, ofrecieron una excelente velada llena de ortodoxia y esencia. Puro Cádiz en las voces de Jesús y Antonio, puro embrujo granadino en el baile de Alba

Tradición y raíz en el comienzo de la Cumbre Flamenca Murcia al abrigo del eco jerezano de Jesús Méndez, quien abrió por tientos-tangos la primera de las cuatro noches del certamen murciano. Por soleá templó el metal jondo que tiene en su voz y con el que abarcó el enorme espacio escénico del Teatro Romea. Nos llevó a continuación a su tierra, a Jerez, a su plazuela, por seguiriyas, profundas en su poderosa garganta.

Tras su lamento por este cante grande nos regaló una bellísima serie de fandangos rematados a palo seco frente al público del Teatro Romeacon los que dio paso al fin de su recital. Bulerías para cerrar, como no podía ser de otra manera. Por bulerías jerezanas se fue Jesús Méndezacordándose de Juan Moneo LaraEl Torta e imprimiendo el sello de su casa, de la saga cantaora de los Méndez y la esencia de La Paquera enMurcia además de dejarnos con ganas de más flamenco…

Y llegó. Llegó más flamenco, del bueno. Antonio Reyes trajo la esencia del cante a la Cumbre Flamenca Murcia. Ofreció el cantaor un delicioso recital que emborrachó de buen gusto y pausa, de jondura. Comenzó el chiclanero por soleá para a continuación mecernos por alegrías deCórdoba con las que despacito y a compás saboreamos el metal de su voz, pleno de color y matices.

Continuó por seguiriya, a la que Diego del Morao construyó un monumento al toque. Erizó Antonio Reyes, con esa reminiscencia a José Monje Cruz que atesora, por bulerías a las que desnudó de compás y vistió de elegancia. Por fandangos cerró su presencia en Murcia el cantaor chiclanero, dejando un bouquet en los aficionados de esos que no se olvidan con facilidad.

Tras la dulzura de Antonio Reyes, llegó el arrebato a las tablas del Teatro Romea. Volvió Alba Heredia a la tierra que le otorgó hace unos meses uno de los mayores éxitos de su carrera, el Trofeo Desplante en LaUnión, y lo hizo llena de energía y con ganas de devolver todo lo recogido en la ciudad minera y flamenca. ¡Vaya si lo hizo! Arrancó Albapor su tierra, por Graná, sus tangos y su embrujo, entregándose desde el primer momento en sus mudanzas y escorzos al público murciano que sólo podía caer rendido ante ella, a sus ojos, a su poderío, a su pasión.

Tras esta primera descarga de fuerza, nos dejó Alba Heredia en la compañía de los componentes de su cuadro flamenco: Joni Cortés yJuan Ángel Tirado al cante,Manuel Fernández al toque y las palmas y jaleos de Rafaela Heredia llevándonos por bulerías, no teniendo así el respetable hueco para el respiro.

Volvió la granadina a las tablas del Romea de puro negro, para estremecernos con su baile por soleá, la soleá de la Bernarda. Dramática, intensa y jonda. Pura. Enorme en el desarrollo de su baile, baile que colmaba de expresividad con su mirada, con sus gestos y la flamencura de su casta, los Maya.

Lo dio todo Alba Heredia yMurcia lo agradeció poniéndose en pie para despedirla al compás de bulerías, ese con el que todos nos fuimos a la cama soñando con la siguiente noche flamenca en esta cumbre que el viernes dio el primero de sus pasos. ¡Ole!

La cosecha flamenca. Crónica de Rocío Hellín publicada en ‘La Opinión’

http://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2016/04/17/cosecha-flamenca/729668.html

LA COSECHA FLAMENCA

1

El arte jondo regresa al Teatro Romea con un cartel dedicado a la afición

ROCÍO HELLÍN Se echaba de menos una noche flamenca en la capital murciana. Tras la escasez de arte del invierno, el Teatro Romea abría para la Cumbre Flamenca de Murcia con un cartel destinado a la afición, que sorprendió por el aforo y la juventud de sus butacas.
Inauguró la noche el jerezano Jesús Méndez a la guitarra de Manuel Valencia por tientos con una voz en forma y sobrada, potencia y fuerza que remató por tangos de Pastora o Triana, siguió por soleá, valiente y arriesgando con dejes sevillanos sin dejar su Jerez por seguiriyas, que remató con cabal del Loco Mateo acordándose del Sernita. Ahí es nada. No se le fue la fuerza ni el saber estar y continuó por fandangos marca de su casa; ecos de la Paquera de Jerez, su tía, de Chocolate o de Manuel Torre. Su cuna lo lleva a rematar por bulerías con el Romance de Juan Osuna incluido. Dejando clara la intención de seguir en el camino del cante, subiendo peldaños, se entregó Méndez y Valencia; nos llenaron el paladar de cante viejo y toque tímido, de tradición y afición, la esperanza sigue viva con artistas jóvenes que renuevan el aire tradicional del flamenco; sobre todo por sus ganas y su buen hacer.
Llegó el metal dulce de la noche, el chiclanero Antonio Reyes con la guitarra de Diego del Morao, queridos y muy esperados en el Levante. Subimos a otro nivel, de tablas y complicidad entre ambos, disfrutando el uno del otro y transmitiendo esa comodidad al patio de butacas. Antonio abre por solea zalamera, de fraseos ligados y sigue por alegrías con sabor, con su gracia natural donde Diego se luce en el toque y juegan en los doce tiempos con gusto. Han visto rancia a la afición que llena el Teatro Romea y sigue por seguiriyas, ido pero sin perder su dulzura; se entona por bulerías de recreo y gitanería donde disfrutamos de los ecos de Panseco o Camarón, de Cádiz y sus puertos que termina coloreando con la Lole y se despide por fandangos; acertado y para el gusto de la mayoría tanda corta para lo que Reyes acostumbra. Será la sequía que nos ciega, serán las ganas que Murcia tenía de una noche de arte.

Finaliza esta primera noche con el Desplante 2015 del Festival Internacional del Cante de las Minas, Alba Heredia trae a la Granada mora; de embrujo y poderío. Talento heredado de su familia envuelta en juventud y belleza; comienza por tangos con brazos retorcidos, con el genio intacto y una expresividad facial que hace reaccionar al público. Alba es brutal, tiene capacidad para demostrar miles de cosas en un movimiento; gracia a caderazo limpio, otra historia del baile pendiente de escribir. Descansa mientras disfrutamos por bulerías con el cante de Juan Ángel y Joni Cortés, el toque de Manuel Fernández y el compás de Rafi Heredia. Aparece por soleá, contenida y despacio, creo que el brillo de su mirada es anormal. Alba entra en trance, no se puede dar cuenta de lo que hace, si se diera cuenta no lo haría; si lo hiciera otra que no fuera ella me parecería ridículo. No se puede imitar. Zapatea en su justa medida; nada desorbitada, se transforma en fiera, está loca y tiene una potencia visual que da miedo. Nos ha dejado temblando. Termina por fin el barbecho flamenco de Murcia, sin un aire de Levante, por fin; hoy ha sido sin duda una buena noche para celebrar la cosecha.